Yo quiero una crianza compartida

compartidaYo quiero una crianza compartida. Quiero que cargues, cambies, bañes, atiendas, entiendas, juegues y conozcas tanto a nuestro hijo como yo. Entiendo que no puedes amamantarlo, que yo trabajo en casa y tú vas todos los días a la oficina, pero el tiempo se mide en actitud.

No me importa que sea mucho pedir. Quiero que aunque llegues cansado, te tomes los minutos para bañarlo, abrazarlo y compartir tiempo con él. Quiero que domines la técnica para hacerlo eructar y que en tus brazos encuentre también el consuelo para dormir. Quiero que te levantes con él en las madrugadas y entiendas el delicioso agotamiento. Quiero que tus ojeras lleven su nombre. Quiero que lo vivas todo. Por ser hombre no te lo puedes perder. Egoísta sería yo por no exigir que lo sientas profundamente. No es porque yo trabajo y entonces tú crías también. Es porque es nuestro y ahora somos tres.

Quiero que entiendas que tampoco es fácil para mí. Que estoy cansada, harta y a veces sólo quiero dormir más de cuatro horas al día. Quiero  que me detengas y escucharte decir “Deja, yo lo cambio, yo me levanto, yo lo hago”. Quiero que no te olvides de mí y de nosotros, los de antes. Los que se enamoraron locamente. Yo no me olvido. Esta es la locura más grande que hemos hecho y me gusta la complicidad.

Sigo sin creer que sea mucho pedir. Quiero que te acomodes al crío en el fular y lo lleves con orgullo por las calles de esta sórdida ciudad. Quiero que sepas preparar la pañalera con todo lo necesario para salir. Nadie mejor que tú para estar presente en la mayoría de sus primeras veces. Quiero que descifres sus balbuceos y conozcas sus manías. Quiero que le hables al doctor si se siente mal y sepas como limpiarle la nariz. Enséñale el mundo a través de  tus ojos de agua turbia. Quiero que seas experto en hacerlo reír y te arranque mil lágrimas cuando te diga papá.

Quiero una crianza compartida y no me voy a conformar con menos. En esta situación nos metimos juntos. Sé lo difícil que es entender que todo ha cambiado. No somos los de antes, no podemos serlo y no quiero que lo seamos. Evolucionamos en algo mejor. Alguien un día me dijo que el problema no es el cambio, es tratar de resistirse a él. Ahora el amanecer no nos alcanza después de una fiesta, sino arrullando a un bebé. Te invito a que te acerques a mí y como tantas veces te puedo meter entre  mis brazos y decirte muy suavecito que todo va a estar bien.  Si de algo estoy segura es que podemos con todo. Sí, cariño, con esto también.

2 comentarios en “Yo quiero una crianza compartida

  1. Con toda la fuerza de una Madre, palabras bien dichas. Me haces sentir mucho orgullo. Por tí, por tu cría, por la familia que estás construyendo. Sé que es difícil pero definitivamente estás abriendo brecha. Por tí, por él, por tod@s nosotr@s. Gracias. Besos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s